Arquitectura mexicana: características y ejemplos.

Los estilos arquitectónicos mexicanos o, en general, la arquitectura mexicana es aquella arquitectura realizada en México o fuera de él, pero por arquitectos y diseñadores mexicanos. Sus diversos estilos se basan en tres principales estilos de arquitectura:

  1. Arquitectura prehispánica
  2. Arquitectura colonial
  3. Arquitectura moderna

Por la riqueza estructural, funcional y estética de la arquitectura mexicana, muchas de sus construcciones antiguas y algunos edificios modernos son considerados patrimonio de la humanidad.

Históricamente, la arquitectura mexicana ocupa un lugar importante en el mundo. La arquitectura mexicana prehispánica destaca entre las monumentales obras construidas por nuestros antepasados y sin limitarse a simples construcciones, sino abarcando diseños urbanos completos.

La arquitectura colonial es punto y aparte. Los mexicanos supieron mezclar en las dosis correctas aquellos conocimientos y estilos traídos de Europa con los conocimientos ancestrales sobre edificación, adecuación al clima y corrientes estéticas.

Pero la riqueza de la arquitectura mexicana no se limita a la historia, su reconocimiento es algo que se construye día a día, y los profesionales mexicanos ponen su granito de arena con diseños vanguardistas, audaces, sociales, precisos, estructuralmente viables pero visualmente increíbles. Te invitamos a conocer un poco más de estilos de la arquitectura mexicana a través de nuestros profesionales.

Surgimiento de la arquitectura mexicana actual:

El llamarla arquitectura mexicana actual no se refiere solamente a que se hace ahora. Para llegar a ser actual, la arquitectura colonial, la prehispánica, la virreinal, la vernácula, tuvieron que dar un salto, y todo ello inició a partir del funcionalismo.

Si bien el ingreso del Art Nouveau y Art Decó a finales del siglo antepasado comenzó a dejar huella en las obras de esos tiempos, aún el estilo era bastante europeizado, por lo que no fue sino hasta que José Villagrán García y Juan O´Gorman, introdujeron una propuesta plástica que materializaba el nuevo nacionalismo que comenzaba a surgir después de la Revolución y con ello las características de la arquitectura mexicana comenzaban a surgir.

La idea principal de los los estilos de arquitectura mexicanos era destacarse de otras arquitecturas, de otras naciones, y se logra por medio de la propuesta de la arquitectura orgánica, que buscaba una integración armónica con el paisaje, y con el movimiento del muralismo y el paisajismo de regionalismo mexicanos, convirtiéndose en una arquitectura oficial pero que al mismo tiempo representaba a la sociedad.

Algunos de los representantes de estos estilos de arquitectura, que mezclaba lo funcionalista con lo vernáculo, el paisaje y lo emocional, son, además de Juan O´Gorman, Luis Barragán y Fernando González Cortázar.

Los estilos arquitectónicos oficiales, por otro lado, comenzaron también a darle forma a la arquitectura mexicana ante el mundo, los mayores representantes de estos monumentales edificios son Abraham Zabludovsky y Teodoro González de León.

La tendencia actual de la arquitectura mexicana en edificios modernos

Ante esta fuerte historia, antigua y moderna, la arquitectura mexicana actual lucha por consolidar su propio paso y marcar tendencia, y poco a poco los arquitectos y arquitectas jóvenes lo están logrando en los edificios modernos que construyen.

Es en estos tiempos en los que más obra se ha estado realizando, desde habitacional hasta industrial y comercial, y desde particular hasta desarrollos urbanos completos, contemplando la mano de los arquitectos para proyectar barrios y ciudades.

El acceso a materiales y tecnologías de punta a nivel mundial ayuda a lograr estos avances tanto plásticos como estructurales y funcionales, con lo que se va consolidando la nueva tendencia de la arquitectura mexicana actual en edificios modernos.

Algunas características de la arquitectura mexicana actual

Los arquitectos y las arquitectas mexicanas están poniendo su nombre y el de su país en alto ante el mundo. Muchos de ellos y ellas son reconocidos mundialmente por crear diseños de vanguardia, que se salen del molde y que funcionan tanto estructural como estéticamente, logrando una perfecta simbiosis entre forma y función.

Para lograrlo, todos ellos cumplen con algunas características de la arquitectura mexicana actual:  

– Un manejo funcional del espacio, optimizando las superficies para hacer destacar una volumetría majestuosa sin necesidad de ornamentos o volúmenes irregulares.

– En la arquitectura mexicana actual se están utilizando constantemente materiales modernos como acero, concreto, aluminio y cristal, en conjunto con materiales tradicionales mexicanos como el ladrillo de barro, la madera, la piedra y hasta el adobe que puedes ver fácilmente en edificios modernos.

Más características de la arquitectura mexicana actual:

– Las y los arquitectos mexicanos se mantienen al tanto de las tendencias estéticas en el mundo, pero adecuan sus propuestas a las necesidades, cultura y situación de los regionalismos mexicanos y de cada cliente. Esto le da a sus propuestas el toque social que toda buena arquitectura debe tener. 

– No se trata sólo de la forma, sino de la función. Toda pieza arquitectónica debe vivirse, debe usarse, habitarse. Si sus formas son habitables de tal modo que ni siquiera se perciban, esta arquitectura funciona. Esto es lo que están logrando los nuevos arquitectos mexicanos: edificios modernos transparentes, altos, bajos, con texturas intensas o superficies llanas, de colores llamativos o neutrales, pero en donde sus habitantes se sienten realmente en casa. Si duda los estilos de arquitectura mexicanos están impactando.

Otras características de la arquitectura mexicana actual:

– Las formas audaces y el atreverse a romper con reglas estéticas y estructurales se está volviendo una constante en estos estilos arquitectónicos. Crear volúmenes que parecen imposibles es un detalle que se repite en cada propuesta de arquitectura mexicana moderna, pero no de la misma forma, cada firma es original y propositiva.

– Adecuación a las condiciones de los regionalismos mexicanos, tanto orográficas como del clima y el asoleamiento. La estos arquitectónicos mexicanos vuelve a retomar los conocimientos ancestrales, regresa al origen porque al fin ha descubierto que el conocimiento no se inventa, se aprende porque se hereda. Esto ha hecho que se voltee a ver cómo se resolvían los problemas del clima, del asoleamiento, del uso de energía, del movimiento dentro y fuera de cada espacio, y buscar nuevas soluciones con base en respuestas bien fundamentadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba